dijous, 10 de desembre de 2015

2281-EL GOVERN ALIENTA LA DESOBEDIENCIA DE LOS ALCALDES

LA GENERALITAT no rectifica en su actitud desafiante, presa por un lado de la tensión necesaria de la campaña electoral, que lleva a CDC a plantar cara de manera rei­terada ante el Gobierno, y el senti­do común que hace a muchos ca­talanes desconfiar de la deriva in dependentista. En su errática estrategia política, ayer le tocó a la consellera de Governació la voz reivindicativa de los nacionalistas, y para ello aprovechó la reunión que organizó con los cinco alcal­des a los que la Audiencia Nacio­nal ha abierto diligencias de inves­tigación por su impulso a mocio­nes solidarias con la declaración de independencia del Parlament.

Meritxell Borrás utilizó la reu­nión para dar apoyo a los ayun­tamientos díscolos de Sant Cugat del Vallès, Celrà, Girona, Iguala­da y La Seu d'Urgell, pero no se quedó ahí: desde su cargo públi­co alentó su desobediencia e in­cluso llamó a coordinar recursos y esfuerzos para mantener su de­fensa.

Actitudes como ésta sólo agra­van la magnitud de la desobe­diencia orquestada por la Admi­nistración catalana, y llevan a otros consistorios a plantearse iniciativas .similares. Hoy mismo, la CUP pretende promover una propuesta de adhesión a la de­claración independentista anula­da por el Constitucional en el se­no del Ayuntamiento de Barcelo­na. La falta de respeto a la legalidad vigente no puede con­vertirse en un lugar habitual de ningún gobierno.


De un diari del altiplà

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada