diumenge, 20 de desembre de 2015

2312-FANTASMAS Y DESAPARICIONES

En el debate de los candidatos catalanes a las elecciones de mañana Gabriel Rufián -sí, de verdad se llama así el candidato de ERC: Rufián- se muestra tan estúpido que cuando va a tomar otra vez la palabra, Girauta -el candidato de Ciudadanos, amigo mío y hombre con sentido del humor y de la sorna- advierte a todos: «Cuidado, aten­ción, que llega otro momento Rufián». O algo parecido. En efecto, Rufián y Tardá formarán un ticket que no lo han visto en la Carrera de San Jerónimo desde los tiempos de Pompoff y Thedy. Si ya el mundo separatista, con «intelectuales» como Agustí Colominas, Antich, Alva­ro, Rahola, etcétera, y políticos como Homs, Rull, Turull, Tururull, es bastan­te cortito, Rufián garantiza al prusés que ha fichado a lo más romo que se pudo encontrar en Cornella. Felicidades. Lo veo en la tele y automáticamente me sa­le la voz del humorista José Mota excla­mando: «¡Tú eres muuuuu tonto!».

Hablando de tontos y sin salir de TV3, donde hay sobreabundancia de ellos: cuando aún estoy riéndome de Rufián, me arde el pelo al ver que Xavier Gra- set entrevista a Caries Sastre, un miem­bro de Terra Lliure (la fallida Eta catala­na) que sólo pasó 11 años en la cárcel por asesinar de una forma especialmen­te repugnante al empresario José María Bulto, en 1977. Y Graset presenta seme­jante prenda a los telespectadores como un «preso político», un «héroe». ¿Moti­vo de la entrevista? El motivo es que Sastre ha firmado un manifiesto recla­mando que la CUP (de la que es hoy di­rectivo) apoye al Astut como presidente de la Generalitat. Yo creo que debería volver a su celda, y llevarse con él a Graset y a la cúpula de esa vergüenza para el periodismo que es TV3.


IGNACIO VIDAL-FOLCH

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada