dijous, 7 de gener de 2016

2367-CONVERGENCIA PRUEBA SU PROPIA MEDICINA EN LAS REDES

EN LOS TRES últimos meses, la presión del entorno de Convergen­cia -sobre todo, pero no solo, en las redes sociales- sobre la CUP para que ese partido aceptara ce­derle a Artur Mas los dos votos que necesita para la investidura ha sido asfixiante. Pero no ha consti­tuido ninguna novedad: en el par­tido son verdaderos maestros des­de hace mucho tiempo en impo­ner sus tesis a través de los medios de comunicación y otras vías.
Resulta, sin embargo, que esta vez no ha funcionado. La CUP ha sufrido una verdadera convulsión interna, e incluso ha visto cómo su jefe de filas en las últimas eleccio­nes, Antonio Baños, ha dejado su escaño porque Junts pel Sí le ha­bía convencido de la necesidad de investir a Mas. Pero finalmente los antisistema han mantenido su promesa electoral, y con esa deci­sión han trasladado la presión, aunque sea sólo por unos días, al president en funciones.
La presión es ahora para Mas, y se centra en pedirle que deje paso a otro candidato para evitar unas elecciones anticipadas que todo el independentismo ve como un obs­táculo. Al president no le gusta na­da la situación, que transmite a la población la idea de que se aferra a la poltrona e impide el avance del llamado proceso independen tista. Ésa es una idea difícil de combatir, y por eso estuvo tan brusco en su discurso del martes.

En cualquier caso, todos dan ya por hecho que habrá elecciones, y estos movimientos son la primera toma de posición de los partidos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada