dissabte, 16 de gener de 2016

2399-EL GATO DE IGNACIO V1DAL-FOLCH

El razonable temor que inspira el nuevo Gobierno de la Generalitat de Cata­luña ha abreviado mucho el suspiro de ali­vio que exhalamos por la caída del Astuto, cuyas creativas ocurrencias ya no tendre­mos que oír, por lo menos a diario. Quiero prolongar durante unas pocas líneas la sa­tisfacción por su mutis, que además se lle­va consigo Mas a Mascarell y Mas-Collell: Mascarell, chaquetero exprés y pelota nú­mero uno de España. «President, estás fent historia!», llegó a exclamar en 2012, en in­comparable ejercicio público de adulación. En cuanto a Mas-Collell, era un prestigio­so profesor que como conseller de Econo­mía nos deja el recuerdo imborrable de su malhumorada soberbia y la bancarrota de la autonomía catalana. Recuerdo una no­che en que estaba yo en casa viendo una rueda de prensa del entonces ministro Ro­drigo Rato. Le preguntaron a Rato qué opinaba sobre la propuesta de Artur Mas de que, ya que los atletas catalanes no po­drían competir en los juegos olímpicos ba­jo la senyera, lo hicieran bajo la bandera de Andorra. Cuando le confirmaron al in­crédulo Rato que no era un chiste, tuvo que esforzarse en no romper en carcaja­das. Yo sí que me reí. Pero eso, que fue en el año 2003, no era divertido sino un aviso de mil disparates futuros. Y ahora Rato es­tá ante los tribunales y Mas aguarda turno, sin saber si para recuperar el poder con una nueva payasada o para rendir cuentas a la justicia. Sic transit gloria mundi.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada