divendres, 8 de gener de 2016

2372-DE ASPIRAR A DÍAS HISTÓRICOS A CAER EN EL MAYOR ESPERPENTO

HAY DISTINTAS formas de al­canzar la gloria de los días históri­cos, aunque sean especiales para la trayectoria propia de un partido o de una ideología y no sea com­partida esa ambición por otros. De la ambición de convertir Cata­luña en un país independiente, meta de Artur Mas desde que la crisis le obligó a envolverse en la estelada, a protagonizar persecu­ciones por el Parlament y las ca­lles de la ciudad, dista mucho. En efecto, el plantón de la CUP a Ar­tur Mas de la asamblea del domin­go pasado ha abierto la caja de los truenos y ha desenmascarado las intenciones de CDC, obstinada en perpetuarse en el poder a cual­quier precio. Primero se subió al carro del independentismo alen­tando el rechazo a Madrid como un mantra para desviar la indig­nación de los catalanes por la cri­sis y los recortes sociales. El creci­miento de ERC consiguiente fue hábilmente manipulado para lo­grar la estabilidad, siempre gra­cias unos independentistas que no acababan de dar el paso para qui­tar el cetro a Mas. Y cuando los republicanos se consolidaron en votos, fue el mismo Artur Mas el que legitimó a la CUP con guiños y gestos paternales, con la idea de debilitar el movimiento de la iz­quierda independentista haciendo crecer este flanco radical. Ahora, cuando la misma CUP con la que iba a sellar el futuro de Cataluña le da la espalda, Mas intenta has­ta una remodelación del Govern en funciones para sumar a ERC. Lamentable.

PUBLICAT EN UN DIARI DE L'ALTIPLÀ

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada