divendres, 8 de gener de 2016

2373-ADIÓS, ARTUR

Ha metido a Cataluña en un callejón sin salida, ha divi­dido a la sociedad, nos ha instalado en la permanente inestabilidad, ha agitado la tensión social, ha intentado levantar un muro de rencor y enfrenamiento con el res­to de españoles y ha roto a su propio partido. Con este currículo cualquier persona con dos dedos de frente se habría ido y dejado paso a otros. Pero Artur Mas pare­ce vivir en una realidad pa­ralela: desconoce la palabra autocrítica, la culpa siempre es de los demás mientras él se ha instalado en su papel de intocable Mesías que vie­ne a salvarnos. El hijo polí­tico de Jordi Pujol, conseje­ro de obras públicas en la época dorada del 3% y au­tor principal del desbarajus­te que sufrimos en Cataluña debería entender que ya no es un activo, sino un pesado lastre para la política catala­na e, incluso, para las ideas que dice defender. María Caro (Lleida).

MARIA CARO, 8 de Enero

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada